Sube de tono la confrontación interna en FIU

KETTY RODRIGUEZ

El Nuevo Herald

El sindicato de profesores de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) declaró ayer la guerra a su presidente, Modesto Maidique, y a la Junta de Fideicomisarios de la entidad por desacuerdos que perturban negociaciones contractuales, bajo riesgo de que los docentes pierdan derechos que han disfrutado por más de 20 años.

Esta confrontación podría afectar la imagen de la FIU en momentos en que sus autoridades hacen esfuerzos en Tallahassee para abrir la primera escuela pública de medicina en el sur de la Florida.

Mas aún, los profesores están ''tan molestos'' que podrían dar un ''voto de no confianza'' tanto a Maidique como a la Junta.

''El profesorado está muy molesto con la idea de perder derechos y protecciones que han tenido en los últimos 29 años dentro del contrato colectivo...'', afirmó Alan Gummerson, presidente de United Faculty of Florida, el sindicato que representa a los docentes de FIU.

Sobre el voto de ''no confianza'' y al impacto que este conflicto pueda ocasionar a la futura escuela médica, Maidique dijo estar al tanto del ''reproche'' en su contra, al tiempo que indicó que no cree que este conflicto ``sea una amenaza al proyecto de medicina''.

''No vamos a descansar en nuestra pelea por conservarlos [los derechos]'', añadió Gummenson.

La Junta y la administración han propuesto sacar los derechos y protecciones que han formado parte del contrato colectivo desde 1976, e incluirlos dentro de las normas generales de la universidad, lo cual significaría que la administración unilateralmente podría eliminarlos con el paso del tiempo.

Algunos de los derechos que la universidad quiere sacar del contrato y respetar durante los tres años que dure el acuerdo, están relacionados con promoción, evaluación, disciplina, año sabático, conflicto de interés y ausencias.

''Hemos propuesto un artículo para mantener estos derechos, el cual asegura que la Junta no los cambiará por el término que se establezcan las negociaciones'', explicó Mark Rosenberg, vicerector académico de la FIU.

''El tema controversial es que ellos [los profesores] quieren privilegios que van mucho más allá de las garantías en el contrato y no estamos de acuerdo... es una diferencia filosófica'', comentó Maidique a El Nuevo Herald.

En cuanto a la oferta salarial, la unión tampoco está conforme.

La administración ha ofrecido un incremento salarial del 10 por ciento, repartidos en los próximos tres años y sin retroactivo. El contrato pasado expiró a fines del 2003.

La unión está inconforme porque asegura que estadísticas del Departamento del Trabajo indican que el costo de vida en Miami-Dade y Broward subió 6 por ciento en diciembre del 2002.

''Esta no es una propuesta atractiva, comparado con otras universidades públicas estatales que han obtenido un incremento salarial del 5 por ciento en un año'', dijo Gummerson.

Para Maidique, la universidad está atravesando ''un desplome financiero'' y por lo tanto ``no podemos sacar dinero de donde no hay''.

Otros problemas que están sin resolver son la libertad académica de los profesores y el salario que reciben por las clases de verano.

Fuentes allegadas dijeron a El Nuevo Herald que este conflicto podría afectar ''el capital intelectual'' de la universidad, y dificultar el reclutamiento y la retención de los mejores profesores y científicos.

kerodriguez@herald.com

Contact Us

Chapter President Eric Dwyer
Grievance Chairperson Lauren Christos
Treasurer For information about the UFF-FIU budget, please contact Delano Gray

UFF-FIU By-Laws | Contact the webmaster at Webmaster

[last updated: March 08 2005]